Skip to main content

Los gases intestinales, o flatulencias, son el aire que se produce en el intestino durante la digestión de los alimentos. Este aire es expulsado mediante la boca o el recto y puede causar molestias o dolor si se queda atrapado. En este artículo, te daremos consejos para aliviar los gases de después de comer.

Causas de los gases

Por lo general, cuando decimos que tenemos gases estomacales o gases de después de comer, nos estamos refiriendo a gases intestinales, ya que es el lugar donde se producen. Los gases intestinales se originan principalmente, por:

Tragar aire

La ingesta de aire es uno de los principales causantes de los gases de después de comer. Cada vez que comemos o bebemos ingerimos una pequeña cantidad de gas y si no se expulsa al eructar, pasa al intestino. Además, tragamos más aire si mascamos chicle, tomamos bebidas gaseosas, comemos muy rápido, fumamos o utilizamos dentaduras mal ajustadas.

Procesos digestivos naturales

Nuestro intestino grueso contiene una gran cantidad de bacterias que conforman el microbioma intestinal, el cual nos ayuda a la digestión. Estas bacterias descomponen los carbohidratos y forman gases en el proceso. 

Intolerancia a algún alimento

El consumo de ciertos alimentos que no son tolerables por nuestro organismo pueden causar gases. Es muy común en personas que padecen algún tipo de intolerancia, como al gluten o a la lactosa. Por eso, es muy importante cuidar nuestro aparato digestivo y tener una rutina de hábitos saludables para nuestro organismo.

Sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado

Un exceso de bacterias presentes en el intestino delgado pueden provocar un aumento de gases, diarrea e incluso, pérdida de peso.

Alimentos específicos

Hay ciertos alimentos que pueden contribuir al aumento de gases de después de comer en el sistema digestivo. Por eso, es recomendable evitar la ingesta de ciertos alimentos como las legumbres, los fermentables o las bebidas carbonatadas con alto contenido en azúcares.

Tratamiento para los gases de después de comer

Normalmente, estos molestos gases de después de comer suelen tratarse con medidas alimenticias o modificaciones del estilo de vida.

  • Comer despacio, disfrutando de la comida, masticando bien y a ser posible sin distracciones como la televisión o conversaciones tensas. Se recomienda, además, reposar un poco justo después de comer.
  • Adaptar la cantidad de alimentos con fibra a tu tolerancia. Si estás aumentando la ingesta de fibra, recuerda hacerlo de manera progresiva.
  • Evitar bebidas con gas, edulcorantes y alimentos ricos en los mismos (chicles, caramelos, etc.)
  • Pelar la fruta y la verdura.
  • Reducir el consumo de hortalizas crucíferas como la col, coliflor, brócoli, coles de Bruselas, ajo, cebolla y legumbres.
  • Especias como el comino, hinojo, cilantro y anís estrellado nos pueden ayudar en forma de infusión o añadidas a platos como las legumbres.
  • Evitar o reducir los batidos de proteínas en polvo.
  • Aunque los alimentos ricos en fibra se asocien a flatulencias, son necesarios para un intestino sano, no deben eliminarse.
  • Otras medidas son: ejercicio regular, evitar el estreñimiento, no fumar y beber abundante agua (1,5-2 litros al día)

Pese a todas las medidas descritas, un porcentaje significativo de personas siguen padeciendo de gases de después de comer. En estos casos, el médico investigará las posibles causas y tratará de ayudar a resolverlo. En IVADI estamos a tu disposición para resolver cualquier duda sobre afecciones derivadas de la alimentación. Nuestro equipo de especialistas en digestivo está dispuesto a atenderte y ayudarte ante cualquier consulta.


IVADI es el Instituto Valenciano Digestivo. Somos referentes en el tratamiento de la obesidad y problemas digestivos. Nuestro equipo está formado por médicos, profesionales de la nutrición y de la psicología para poder realizar el abordaje integral necesario para nuestro objetivo: ayudar a nuestros pacientes a ganar salud y bienestar.

¿Tienes dudas?

Rellena el formulario y un experto se pondrá en contacto contigo.

Blog
RGPD