Skip to main content

Las úlceras pépticas son unas llagas abiertas, de aspecto ovalado, que aparecen en el revestimiento del estómago o del intestino. Su síntoma principal es el dolor de estómago. En este artículo, abordaremos las pruebas de diagnóstico que se realizan, el tratamiento de las úlceras pépticas, así como, su seguimiento.

Pruebas de diagnóstico

Si tienes sospecha de que padeces úlceras pépticas, resulta crucial acudir a un profesional médico. Las pruebas para hacer un buen diagnóstico y posteriormente un correcto tratamiento de las úlceras pépticas son:

  1. Análisis de sangre:
    • Se realizan para detectar si hay infección por el Helicobacter pylori o complicaciones de úlceras.
  2. Prueba de heces:
    • Al igual que el análisis de sangre, esta prueba sirve para detectar cualquier signo de infección por H. pylori.
  3. Endoscopia:
    • Se puede solicitar una endoscopia gastrointestinal superior para realizar el diagnóstico. En la prueba se utiliza un endoscopio para ver el revestimiento interno del estómago y se realizan biopsias, que serán analizadas posteriormente.
  4. Serie gastrointestinal superior:
    • Durante esta prueba se utilizan rayos X que generan imágenes del esófago, el estómago y el duodeno. En esta prueba, el paciente traga un líquido blanco, que contiene bario y permite observar las úlceras con mayor facilidad.

Tratamiento de las úlceras pépticas o estomacales

El tratamiento de las úlceras pépticas se llevará a cabo en función de la causa que las ha originado. Normalmente, el tratamiento pasa por eliminar el H. pylori, reducir los niveles de ácido presentes en el estómago o disminuir el uso de antiinflamatorios. A continuación, explicamos en detalle cada tratamiento:

Medicamentos para eliminar el Helicobacter pylori

Si tras las pruebas realizadas, se detecta la presencia del Helicobacter pylori, los médicos pueden recomendar el uso de diversos antibióticos para eliminarlo. Entre estos se encuentran la amoxicilina, la claritromicina, el tinidazol, el metronidazol, la levofloxacina y la tetraciclina. La elección de los antibióticos dependerá de tu índice de resistencia a los antibióticos. Además, la utilización de los antibióticos mencionados suele ir acompañado de otros medicamentos que ayudan a la reducción de la acidez del estómago, como ahora un inhibidor de la bomba de protones o subsalicilato de bismuto.

Antiácidos

Durante el tratamiento de las úlceras pépticas, es posible que nuestro médico nos recete, junto con otros medicamentos, un antiácido para combatir los niveles de acidez. Este tipo de medicamento elimina el ácido presente en el estómago y aporta una rápida sensación de alivio del dolor. Por otra parte, el uso de antiácidos puede desarrollar en efectos secundarios como diarrea o estreñimiento. El uso de este tipo de medicamento ayuda a aliviar los síntomas de las úlceras pépticas, pero no suelen ser suficientes para curarlas.

Reducir el uso de antiinflamatorios

Los antiinflamatorios son fármacos que resultan de gran utilidad para el tratamiento de las úlceras pépticas y enfermedades de carácter degenerativo e inflamatorio. No obstante, si se utilizan de forma prolongada, pueden provocar lesiones gastrointestinales y perjudicar la curación de las úlceras, agravando aún más su situación. Si las úlceras se han producido por el empleo de antiinflamatorios, el médico analizará el motivo de su aplicación y recomendará que se reduzca la dosis, se cambie de medicamento o se suspenda directamente su toma.

Seguimiento de las úlceras

Por lo general, el tratamiento permite curar las úlceras pépticas de forma exitosa. Sin embargo, si se trata de síntomas graves o son persistentes, a pesar del tratamiento de las úlceras pépticas, es posible que el médico le realice una endoscopia que permita descartar otras causas de los síntomas.

Si la úlcera no cicatriza con el tratamiento, se suele decir que la úlcera es refractaria y se necesita el uso de diversos antibióticos, así como, la detección y eliminación de todo aquello que interfiera en la recuperación. Si la complicación de la úlcera es muy grave, como en casos de perforación o sangrado, es posible que se opte por la cirugía.

En IVADI, estamos a tu disposición para cualquier consulta y aportarte soluciones mediante nuestro servicio de endoscopias. La rápida detección de los síntomas y el uso de un tratamiento de las úlceras pépticas adecuado es crucial para curar las úlceras pépticas y evitar que se agraven.


IVADI es el Instituto Valenciano Digestivo. Somos referentes en el tratamiento de la obesidad y problemas digestivos. Nuestro equipo está formado por médicos, profesionales de la nutrición y de la psicología para poder realizar el abordaje integral necesario para nuestro objetivo: ayudar a nuestros pacientes a ganar salud y bienestar.

¿Tienes dudas?

Rellena el formulario y un experto se pondrá en contacto contigo.

Blog
RGPD