Skip to main content

La hemorragia gastrointestinal, o sangrado gastrointestinal, es una anomalía en el tracto digestivo e indica, por lo general, un síntoma de otra afección o enfermedad. La sangre se presenta en el vómito o en las heces, aunque no siempre es de forma evidente. En este artículo, trataremos los síntomas de la hemorragia digestiva y sus principales causas.

¿Cuáles son los síntomas de la hemorragia gastrointestinal?

Los síntomas del sangrado gastrointestinal pueden ser manifiestos, es decir, fáciles de observar, u ocultos, no siendo tan apreciables. Los síntomas dependen, sobre todo, de la velocidad del sangrado y de la zona del tracto intestinal en la que aparecen.

Sangrado manifiesto

En este caso, los síntomas de sangrado son obvios y apreciables por la persona afectada. Estos síntomas de hemorragia gastrointestinal son:

  • Heces negras y pegajosas
  • Vómitos de sangre, generalmente de color rojo o marrón oscuro
  • Sangrado rectal, que pueden producirse con las heces

Sangrado oculto

Este tipo de sangrado muestra síntomas menos evidentes, que pueden confundirse con otras afecciones. Inicialmente, lo más habitual es que no cause síntomas, pero si la situación se prolonga en el tiempo irán apareciendo palidez, cansancio, debilidad, falta de aire al realizar esfuerzos, latidos irregulares e incluso dolor en el pecho o desmayos. Según su causa puede acompañarse de otros síntomas como estreñimiento o dolor abdominal

Shock hemorrágico

En el caso que el sangrado empiece de forma abrupta y siga avanzando con rapidez, estaríamos en riesgo de padecer un shock hemorrágico. Este shock se caracteriza por una pérdida extravascular de sangre, rápida e importante, que produce una reducción del volumen sanguíneo circulante. Los síntomas del shock incluyen:

  • Pérdida del conocimiento
  • Pulso acelerado
  • No orinar u orinar muy poco cada vez
  • Color azulado o grisáceo en los labios o las uñas de las manos
  • Descenso de la presión arterial

Causas de la hemorragia gastrointestinal

Existen diversas afecciones que pueden causar la hemorragia gastrointestinal. Este sangrado puede darse en la parte superior o inferior del tracto gastrointestinal. Las causas son diferentes en función de la zona del tracto.

Sangrado en el tracto gastrointestinal superior

Las causas más comunes de este tipo de sangrado son:

Úlcera péptica

Suele ser la causa más común de sangrado del tracto intestinal superior. Se trata de llagas abiertas que aparecen en el revestimiento interno del estómago y la parte superior del intestino delgado. El propio ácido estomacal o el uso de antiinflamatorios puede derivar en la formación de estas llagas. Consulta también nuestro artículo sobre el tratamiento de las úlceras pépticas.

Desgarros en el recubrimiento del esófago

Este tipo de desgarros, denominados desgarros de Mallory-Weiss, se producen en la parte que conecta la garganta con el estómago y pueden sangrar en gran cantidad. Es más habitual que este tipo de desgarros se produzcan en personas que beben alcohol en exceso y les generan vómitos y arcadas.

Esofagitis

Es una inflamación del esófago, causada normalmente por la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

Varices esofágicas

Se trata de una afección caracterizada por la aparición de venas dilatadas en el esófago y afecta, principalmente, a las personas con una enfermedad hepática grave. En muchas ocasiones, la causa está en el consumo excesivo de alcohol.

Sangrado en el tracto gastrointestinal inferior

Entre las causas más habituales, destacamos:

Enfermedad inflamatoria intestinal

Algunas afecciones como la colitis ulcerativa o la enfermedad de Crohn, que provocan la inflamación de los tejidos de algunas partes del sistema digestivo, como el colon y el recto.

Enfermedad diverticular

Esta enfermedad provoca el desarrollo de pequeñas bolsas abultadas a lo largo del tracto digestivo. Si alguna bolsa se inflama o infecta, el trastorno se denomina diverticulitis y causa dolor, fiebre y náuseas. Es una causa común de hemorragia gastrointestinal.

Pólipos en el colon

Estas pequeñas acumulaciones de células se forman en el revestimiento del colon y causan, habitualmente, sangrado. Normalmente, estos pólipos son inofensivos, pero algunos tipos de pólipos pueden llegar a ser cancerosos si no se tratan.

Fisuras anales

Son desgarros de tamaño reducido presentes en el revestimiento del ano, que pueden causar hemorragia gastrointestinal.

Proctitis

Se trata de la inflamación del revestimiento del recto que, en ocasiones, provoca el sangrado rectal.

Hemorroides

Se trata de una afección que provoca venas inflamadas, similares a las varices, en el ano o en la parte inferior del recto. Si tienes alguna consulta sobre síntomas y causas de la hemorragia gastrointestinal, habla con nuestros especialistas en digestivo. En IVADI estaremos dispuestos a atenderte y ayudarte, en cualquier momento, si padeces algún tipo de afección.


IVADI es el Instituto Valenciano Digestivo. Somos referentes en el tratamiento de la obesidad y problemas digestivos. Nuestro equipo está formado por médicos, profesionales de la nutrición y de la psicología para poder realizar el abordaje integral necesario para nuestro objetivo: ayudar a nuestros pacientes a ganar salud y bienestar.

¿Tienes dudas?

Rellena el formulario y un experto se pondrá en contacto contigo.

Blog
RGPD