Skip to main content

La enfermedad de Hirschsprung en niños es un defecto congénito que afecta al intestino grueso e impide la correcta evacuación intestinal. Normalmente, afecta a recién nacidos, pero pueden darse casos a edades no tan tempranas. En este artículo, explicaremos las causas, los síntomas y el tratamiento de la enfermedad de Hirschsprung en niños.

¿Qué es la enfermedad de Hirschsprung?

La enfermedad de Hirschsprung es un trastorno que afecta al intestino grueso de recién nacidos y niños hasta los 3 años. Esta enfermedad provoca que no puedan defecar ni vaciar sus intestinos. Normalmente, esta enfermedad se manifiesta desde el nacimiento, aunque a veces los síntomas pueden manifestarse meses o años más tarde. Es muy poco habitual que la enfermedad se diagnostique por primera vez en adultos.

La enfermedad de Hirschsprung en niños puede causar estreñimiento, diarrea y vómitos. En ocasiones, la enfermedad deriva en complicaciones en el colon, como son la enterocolitis o el megacolon tóxico, que pueden representar un riesgo grave para la salud del recién nacido. Resulta vital, por tanto, diagnosticar y tratar la enfermedad cuanto antes.

Causas de la enfermedad de Hirschsprung

La enfermedad de Hirschsprung en niños impide los movimientos intestinales que ayudan al movimiento de las heces a lo largo del intestino. Esto se debe a la ausencia de ciertas células nerviosas que son las encargadas de transmitir la información a la parte inferior del colon. Se trata, por tanto, de una anomalía congénita o defecto de nacimiento.

Por lo general, el intestino grueso desplaza la materia que se digiere a través de una serie de contracciones que reciben el nombre de peristalsis. Los nervios ubicados entre las capas del tejido muscular del intestino controlan todo este proceso.

Sin embargo, los niños que padecen la enfermedad de Hirschsprung carecen de estos mencionados nervios en una parte del colon. Esta carencia impide que el colon se relaje, causando su obstrucción con la materia digerida y dificultando el avance de las heces. Si la enfermedad afecta a todo el intestino grueso se denomina enfermedad de segmento largo, mientras que si afecta a una parte se le llama enfermedad de segmento corto.

Síntomas más comunes

Los síntomas de la enfermedad de Hirschsprung en niños varían en función de la edad y de la gravedad. Normalmente, los casos más graves tienden a presentar síntomas durante los primeros días de vida. A continuación, te exponemos los síntomas que, por lo general, aparecen en función de la edad del niño.

En recién nacidos

En los casos de recién nacidos, la enfermedad de Hirschsprung se suele manifestar por:

  • Incapacidad para defecar durante el primer o segundo día de vida
  • Abdomen dilatado o que se aprecien hinchazón o gases
  • Síntomas de padecer enterocolitis, como diarrea
  • Vómitos de color verde o marrón

El hecho de que un recién nacido no haya defecado a lo largo de sus primeras 48 horas de vida es una señal clara para que los médicos detecten la enfermedad de Hirschsprung.

A edad no tan temprana

Es habitual que los casos de una gravedad menor de la enfermedad de Hirschsprung en niños no se detecten hasta que el niño alcanza uno o dos años de edad, o incluso, más tarde. Los síntomas de la enfermedad en este tipo de casos acostumbran a ser de una intensidad menor, aunque pueden llegar a ser duraderos o crónicos.

Los síntomas, en estos casos, pueden incluir:

  • Hinchazón en el abdomen
  • Estreñimiento crónico
  • Aparición de vómitos
  • Dificultad para aumentar de peso
  • Presencia de gases

Debido a que esta enfermedad puede afectar al organismo y a su capacidad para absorber nutrientes, los niños que la padecen a edades no tan tempranas pueden experimentar retrasos en su crecimiento.

Cómo se trata la enfermedad de Hirschsprung en niños

La cirugía es el tratamiento más eficaz de la enfermedad de Hirschsprung en niños. En función de la gravedad, la operación se realiza en uno o dos pasos. Si el niño está muy enfermo antes de la operación, por la inflamación del colon o por malnutrición, es posible que la cirugía se desarrolle en dos pasos.

La operación más común para curar la enfermedad consiste en eliminar una parte del colon que no tenga nervios y unir la parte restante al recto. Esta intervención suele hacerse en un paso inmediatamente después de que se haya diagnosticado la enfermedad de Hirschsprung y es una operación muy poco agresiva.

Si se desarrolla en dos pasos, en la primera operación se elimina la parte afectada del colon y se crea un orificio en el abdomen. La parte sana del colon se une al orificio creado. En la segunda operación, el médico cierra el orificio y une la parte restante del colon al recto. Tras la operación, la mayor parte de niños puede defecar con normalidad y una pequeña cantidad sigue teniendo síntomas, como estreñimiento.

 

En IVADI, estaremos encantados de atenderte para cualquier consulta y aportarte soluciones sobre la enfermedad de Hirschsprung en niños. La rápida detección de los síntomas y el correcto tratamiento es vital para asegurar el buen crecimiento de nuestros hijos.


IVADI es el Instituto Valenciano Digestivo. Somos referentes en el tratamiento de la obesidad y problemas digestivos. Nuestro equipo está formado por médicos, profesionales de la nutrición y de la psicología para poder realizar el abordaje integral necesario para nuestro objetivo: ayudar a nuestros pacientes a ganar salud y bienestar.

¿Tienes dudas?

Rellena el formulario y un experto se pondrá en contacto contigo.

Blog
RGPD